Los hoteles cambian el purismo del blanco por los colores pasteles en las sabanas

Durante muchos años el color blanco ha sido utilizado en todos los hoteles del mundo como el tono adecuado para las sabanas y paños que se utilizan en el recinto, puesto que esta tonalidad posee un carácter inocuo, pulcro y puro que brinda la seguridad al cliente de que las instalaciones del hotel son completamente higiénicas y sanitarias. No obstante, en esta temporada y en los últimos meses la gran mayoría de los hoteles de jerarquía a nivel mundial han comenzado una nueva tendencia en lo que respecta al color de las sabanas. Esta nueva moda supone el uso de colores pasteles que le brindan un carácter estético y sereno a las habitaciones e instalaciones del establecimiento.

El tipo y color de sabanas utilizadas en los hoteles ha transcurrido por una serie de cambios y modificaciones conforme evoluciona las tendencias y modas de este tipo de recintos, puesto que, por ejemplo, en un principio se priorizaban el uso de sábanas blancas y lisas para brindarle al cliente una sensación de confort y pulcritud. Con el paso del tiempo, las sábanas blancas lisas fueron reemplazadas por nuevos modelos con rayas y patrones que demostraban la esencia elegante y moderna del hotel. No obstante, el gusto por las sabanas es subjetivo puesto que todos los clientes poseen preferencias personales como lo afirma el propietario de cerrajeros urgentes Madrid, quien afirma que se hospeda en establecimientos donde utilicen sabanas tradicionales, es decir que sean completamente lisas y blancas.

Los patrones o dibujos implementados en las costuras de las sabanas lograron permanecer vigentes con el paso de los años, sin embargo, ante el requerimiento de modernizar el estilo de las sabanas de los hoteles comenzaron a surgir nuevos modelos que mezclan el uso de rayas, patrones y partes lisas. Los patrones utilizados en cada hotel dependen del estilo y temática de dichas instalaciones. Ahora bien, luego de un largo periodo donde se utilizaron las sabanas de dibujos, patrones o rayas, dicha tendencia comenzó a quedar obsoleta para los principales hoteles a nivel mundial que deben mantenerse continuamente reinventándose para mantener el glamour de sus instalaciones.

Ante la necesidad de una nueva forma de innovar en los tipos de sabanas utilizadas en los hoteles, se ha popularizado la tendencia de utilizar colores pasteles como el azul y amarillo claro. Esta nueva tendencia supone un desafío para los hoteles, puesto que al utilizar sábanas blancas resulta más sencillo combinar la estética y el color de las paredes de las habitaciones, lo que contrasta con el uso de sabanas colores pasteles, donde el diseñador y decorador de las instalaciones deben conjugar y armonizar dicho color de las sabanas con las tonalidades de las paredes y demás elementos embellecedores de la habitación. Esta tendencia no es el agrado de la mayoría de los clientes de los hoteles, entre ello podemos mencionar el caso de David de Cerrajeros , quien afirma sentirse más confortable y cómodo con la sensación pulcritud y limpieza que brinda las sábanas blancas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *