10 hábitos de consumo para ahorrar energía en casa

Cuando se trata de cuidar el medio ambiente, el ahorrar energía en casa también resulta sumamente importante. De hecho, las estadísticas más recientes indican que los usuarios gastan cada vez más energía, como consecuencia de la mayor cantidad de aparatos eléctricos que todos tenemos en casa. La primera conclusión al respecto es que no sólo pagamos más, sino que eso provoca que se tenga que generar más energía, con los problemas que eso acarrea para el medio ambiente.

Por eso, en este artículo queremos enseñarte una serie de trucos que te permitirán ahorrar una buena cantidad de energía en casa, y por ende, colaborar con nuestro planeta en su cuidado:

Lo primero que podemos recomendarte es que antes de seguir con los demás consejos, solicites una auditoría energética. Si no sabes de qué se trata, tienes que tener en cuenta que un experto matriculado como los de nuestro equipo puede ir a inspeccionar tu casa, comprobando el estado tanto de los calentadores como de los dispositivos eléctricos. Así, sabrás si alguno de ellos, por desperfectos, no está gastando más de lo normal.

Cuando hayas terminado con ese procedimiento inicial, podemos recomendarte que aísles tu casa, un tipo de trabajo que se está volviendo cada vez más habitual, y que nuestros especialistas pueden llevar adelante en tu vivienda en apenas un rato. Así evitarás que el aire frío o caliente se pierda, y gastarás mucho menos dinero en aclimatar tu hogar.

Reemplazar las bombillas tradicionales por los focos LED es otro consejo imposible de dejar pasar en este tipo de situaciones. Cada vez que una lámpara se queme en tu casa o haya agotado su vida útil, debes comprar una de LED para reemplazarla.

Cuando llega el invierno, nuestro consejo es que utilices tanto cortinas como alfombras, o que las coloques si es que no tienes en tu casa. Esto te permitirá ahorrar muchísimo en la calefacción de la vivienda, porque evitan que el aire caliente salga de la vivienda.

Por otro lado, y aunque te tomes la molestia de apagar todos los aparatos eléctricos que no utilices, nuestra recomendación es que siempre que puedas los desenchufes, ya que cuando permanecen conectados a la red generan un gasto mínimo que en el acumulado del año, puede marcar una diferencia demasiado importante.

El momento de la ducha es otro que podemos aprovechar para ahorrar energía en nuestra vivienda, ya que normalmente pasamos debajo del agua caliente más tiempo del que necesitamos. En promedio, no deberías pasar más de 10 minutos debajo de la ducha si quieres ayudar al planeta.

A su vez, decir que apagar las luces de la casa te permitirá ahorrar energía suena hasta tonto, pero la verdad es que muchas personas siguen sin tener en cuenta este tipo de costumbres. Recuerda, apagar las luces que no usas puede ser la diferencia al final de cada período.

Lavar con agua fría ya no es ningún problema cuando pensamos en mantener nuestra ropa limpia, dado que la mayoría de los detergentes actuales son capaces de quitar la suciedad de nuestras prendas exactamente con la misma facilidad con agua fría que caliente.

Si tienes un calentador de agua, nuestra recomendación es que bajes su temperatura media, ya que habitualmente los fabricantes la dejan demasiado elevada, desperdiciando energía.

Por último, siempre que estés fuera de casa por períodos prolongados, no dejes sistemas de calefacción e enfriamiento de tu hogar funcionando, porque sólo conseguirás gastar más energía de la necesaria. En estos días, muchos dispositivos permiten programar su funcionamiento, así que podrás tener tu casa fresca o caliente de igual forma.


¿Por qué contratar a un organizador de viajes?

Ahorra tiempo contratando a un organizador de viajes

¿Tus vacaciones se acercan y aún no has organizado nada? ¿No tienes tiempo para buscar el vuelo y reservar el hotel para el próximo puente pero te gustaría relajarte y evadirte de la rutina diaria en alguna bonita ciudad? Debes saber que no tienes porque acudir a una agencia de viajes para que te cobre un ojo de la cara por hacerlo, sino que puedes contratar a un organizador de viajes a un coste más económico.

La gran ventaja frente a las agencias de viajes es que un profesional de estas características preparará un viaje personalizado para ti, a la carta. En cambio las agencias suelen ofrecer paquetes ya preparados que les resulta más ventajoso vender.

Además un organizador de viajes puede prepararlo todo en función de tus gustos y de tus necesidades, es decir, puede hacer un viaje más cultural, más romántico o más alternativo para realizar rutas a través de paisajes campestres. De esta forma podrás tener un viaje a tu gusto sin tener que perder ni un sólo minuto en organizarlo.

Además, piensa que estos profesionales están muy acostumbrados a realizar ese tipo de tareas por lo que conocen bien cuáles son las mejores herramientas en red para encontrar ofertas y promociones que podrían ajustarse al tipo de viaje que estás buscando, por lo que al final te resultará más económico incluso contratándolo que si lo hubieras organizado tú mismo.

Amortizas más tu dinero

Por otro lado, piensa que para conocer bien una ciudad, debes pasar muchas horas delante de guías turísticas y del ordenador para poder saber qué es lo que más te interesa ver y si no cuentas con el tiempo suficiente es muy probable que acabes improvisando y dejando pasar cosas que te hubiera encantado ver. Por ello, además si contratas aun organizador de viajes, amortizarás mucho más tu dinero pues estarás viendo todas las cosas interesantes de la ciudad incluso sin haber tenido tiempo de planear tu viaje.

Olvídate de viajar con un grupo organizado con guía y horarios fijos y haz cada día lo que más te apetezca. Solamente tienes que pedir a la persona que contrates que te apunte los lugares más interesantes de la ciudad, el precio, los horarios y la ubicación exacta para que tú puedas decidir ya allí qué es lo que más te apetece hacer ese día en lugar de tener que hacer lo que vaya tocando con el grupo.

Las excursiones están muy bien pero si eres de las personas a las que les gusta ir a su aire, lo mejor es contratar un organizador de viajes. Y la mejor opción para hacerlo, sin duda, es una web con profesionales pues con sólo encargar tu tarea, nosotros nos ocuparemos de encontrar a la persona más adecuada para organizar tu viaje y que tus vacaciones sean inolvidables para ti y para tu familia.


El suelo de los Hoteles: Un factor de gran relevancia

En lo que respecta a la decoración y presencia de una infraestructura comercial todos los detalles importan sobre todo cuando se trata de hoteles, puesto que la estética de los mismos juega un rol fundamental en la decisión del cliente de decidir hospedarse en el recinto. No solo la pintura y recubrimiento de los hoteles deben ser escogidas con precisión, también la elección del tipo de suelo utilizado en la infraestructura es de gran relevancia. El suelo de los hoteles puede ser la base de la decoración del recinto de hospedaje, en esta circunstancia los elementos escogidos para embellecer las paredes y el techo deberán combinar con el tipo de suelo que posea el hotel.

Actualmente los propietarios o administradores de hoteles pueden conseguir en el mercado una inmensa variedad de materiales y elementos para la decoración del suelo del recinto, ahora bien, la elección dependerá de una serie de factores fundamentales tales como las condiciones ambientales y los agentes lesivos que soportará el suelo, así como también el tipo de mantenimiento que requerirá la conservación del suelo. Un ejemplo evidente de lo anteriormente mencionado radica en que no se utiliza el mismo tipo de suelo en las habitaciones del hotel, puesto que las zonas de mayor apreciación como los salones poseen suelos deslumbrantes y delicados mientras que los baños y las inmediaciones de las piscinas poseen suelos resistentes.

La naturaleza y sus minerales le han brindado al ser humano una gran cantidad de materiales vistosos y resistentes para ser utilizados en el diseño y creación de los suelos de los hoteles. Uno de los suelos por excelencia de los hoteles más prestigiosos del mundo son los suelos de mármol, los cuales brinda un brillo altamente estético que potencia la luminosidad de la habitación o salón, además se encuentra disponible en una variada gama de colores. El mármol es la opción ideal para las zona más representativas y concurridas de los hoteles, tales como los salones, escaleras principales, lobby, etc. Quizás una de las grandes desventajas del mármol es que los suelos diseñados con este material requieren de un mantenimiento constante. Cabe destacar una útil recomendación que nos brindó Juan de Huelva, quien nos recordó el gran peligro de instalar suelos de mármol en el baño, puesto que al mojarse este material se torna muy resbaladizo y puede producirse nocivas y peligrosas caídas.

En el caso de los baños, lo recomendable es utilizar suelos de gres para prevenir que los huéspedes del hotel sufran accidentes en el cuarto de baño, ya que este tipo de suelo brinda las garantías necesarias que se requieren en esta habitación, puesto que son altamente resistentes a la humedad y los golpes y además son higiénicos y fáciles de limpiar. Empero, los suelos de gres tienen la desventaja de crear ambientes fríos en las habitaciones.

Por último, uno de los tipos de suelo decorativos más primitivos son los fabricados en madera, los cuales continúan siendo muy utilizados en hoteles alrededor del mundo debido a su capacidad de absorber y conservar el calor y además por brindar un toque natural y estético al recinto. Uno de los trabajadores de https://www.cerrajerosvallecas.net menciono que visito un increíble hotel en las afueras de la ciudad y quedo gratamente sorprendido con el suelo de madera de las habitaciones, por lo que decidió implementar este tipo de suelo en su vivienda.


10 Consejos de electricidad para vuestra casa u Hotel

Mantener a tope y en buen estado vuestras instalaciones eléctricas es muy importante para  que vuestros electrodomésticos y aparatos funcionen correctamente y consuman menos energía a final de mes para que la factura de luz no salga muy alta, además de que es otra manera de brindarle más seguridad a vuestro hogar y evitar horrendos accidentes. Es por eso, que hoy os enseñaremos 10 útiles consejos de electricidad para el mantenimiento de la casa.

1. Apréndete los circuitos

Los diferentes circuitos de vuestra casa están conectado a un fusible diferente en el cuadro de luz. Aseguraos de que éstos fusibles estén en óptimas condiciones y no estén dañados,  además de conocer a que circuito de la casa pertenece cada fusible, para que cuando tengáis que arreglar un sitio de la casa en específico, podáis apagar el fusible en específico y no apagar la luz de toda la casa al mismo tiempo.

2. Conoced la capacidad

Si un fusible se funde o se daña, quiere decir que está sobrecargado de potencia. Estos fusibles también están diseñados para saltar en caso de que el circuito esté sobrecargado de mucha potencia y así evitar que se dañen ellos o vuestros aparatos. Si esto pasa, tenéis que desconectar algunos aparatos del circuito hasta que encontréis el número de aparatos ideales para que esto deje de suceder. Si el problema persiste tenéis que llamar a un electricista porque puede que se haya averiado el circuito.

3. Contad con una luz de emergencia.

Siempre es buena idea contar con una fuente de luz en caso de un apagón. Podéis tener una buena linterna, siempre guardada en el mismo sitio para que podáis ubicarla aún en la obscuridad. También tenéis la opción de instalar una luz de emergencia que se prenda automáticamente en caso de apagones.

4. Seguridad siempre por delante.

Cuando tengáis que realizar un trabajo de electricidad, recordad siempre apagar el circuito correspondiente o cortar la electricidad de toda la casa, así como también apagar y desenchufar los equipos donde tengas que realizar una tarea para evitar un espantoso accidente. Si constan de cerraduras y no las pueden abrir, solo deber solicitar la ayuda de la empresa de profesionales.

5. Los Fusibles correctos.

Siempre revisa la etiqueta de los aparatos para saber que fusible correcto usar. También aseguraos de que no paséis el límite de la potencia máxima del fusible, así podéis evitar apagones, o que el calor emitido por vuestros aparatos pueda ocasionar un incendio en vuestra casa, sobretodo en instalaciones eléctricas antiguas.

6. Ahorra energía

Tener bombillos de bajo consumos como los LED en vuestras lámparas, pueden ayudar a que baje muchísimo la factura de luz cada mes, además de que duran más tiempo que los bombillos convencionales, a la larga os ahorraréis mucho dinero. También, cuando compréis un electrodoméstico nuevo, intenta adquirir los de bajo consumo, que aunque son más caros, a la larga podrás recuperar la inversión con lo que ahorraréis en las facturas de luz.

7. Apréndete las normas.

Nunca manipuléis o toquéis una instalación eléctrica si no sabéis lo que estáis haciendo. Hay muchos trabajos que es mejor que los realice un electricista profesional por tu seguridad.

8. Sobre enchufes, adaptadores y extensores de cables.

Cuando desconectas un aparato, nunca tiréis por la zona de inflexión. Tampoco es recomendable que enchuféis un multiplicador de enchufes con otro, ya que esto puede generar más calor y cortocircuitos y causar un desafortunado incendio en vuestro hogar, tened cuidado con las posibles tomas de agua y demás, las tuberias son problematicas si pasan los cables cerca.

9. Arreglos eléctricos.

Los enchufes en mal estado y/o dañados es mejor cambiarlos de inmediato, corréis riesgo de quedar pegado al sócate en una descarga eléctrica o dañar el circuito si lo usáis. Si no sabéis cómo cambiarlos, es mejor que llaméis a un electricista profesional.

10. Protégete en el exterior.

Si estáis trabajando en el exterior de tu casa con algún aparato eléctrico, asegúrate de tomar ciertas medidas de seguridad, como las de llevar material aislante y/o tenis de goma para hacer tierra. También que vuestros equipos cuenten con un dispositivo de corriente residual, para que evites una descarga eléctrica en caso de un fallo. También estpa demás deciros que es muy peligroso que manipuléis cables o equipos eléctricos bajo la lluvia o con el suelo mojado.